TUCO/alacena/El vino como un cuento

El vino como un cuento

La última parte del año arrojó una de las más gratas novedades para las personas que aman el noble néctar creado por Baco: llegó WineBox. Es un proyecto web encarado por tres sommeliers de la ciudad, con ejemplares especialmente seleccionados.



Por: Diego Albervide

_blank

Apenas entra a www.wineboxlp.com.ar la clientela se encuentra con cajas diseñadas tanto para malbequeros como para caberneteros; los ideales para acompañar carnes, los pensados para celebraciones especiales. Pero también están los espumantes, los blancos, los rosados. Porque lo que importa, aquí, es cómo encontrar el mejor maridaje entre las cepas y las comidas, entrar al vino como si se tratara de la revelación de un mundo. Y celebrar cada momento como único e irrepetible.

La interfaz es sencilla, cómoda, y hay promociones para pagar con tarjetas, con el requerimiento de los datos básicos necesarios para efectuar la compra y el domicilio de entrega.

_blank

TUCO habló con Diego Urko, uno de los tres profesionales que componen el equipo Winebox de La Plata.

-¿Cómo surgió la idea?

-Junto a Santiago Fores (NdR: reconocido cocinero local, responsable del proyecto Chef Santino) y Mariano Jurado, que son los otros sommeliers del grupo, todos egresados del EPAC, solemos trabajar en eventos de distinta índole y coincidimos en la manera de ver el vino y en cómo transmitirlo. Nos encanta contarle el vino a la gente. Nos motiva encontrar personas que quieran saber un poco más, despertar un interés genuino. Que se animen a probar productos nuevos. Y entonces surgió el concepto de idear y preparar cajas de vinos combinadas para una variedad de ocasiones. Primero lo pensamos por cepas y después fue adaptando la forma que tiene actualmente.

-¿Cómo es el proceso de selección de los ejemplares?

-Bueno, partimos desde el concepto basal que es el de intentar acercar al mundo del vino a la mayor cantidad de personas posibles. En ese marco, nosotros respetamos todos los tecnicismos necesarios en la materia pero con la salvedad de que no pregonamos un discurso técnico constante porque creemos que eso de algún modo aleja a las personas. Queremos explicarlos, bajarlos, vincularlos con la comida y sus maridajes. El vino no necesita de tanta solemnidad para disfrutarse. Puede llegar a las mesas con una relación precio-calidad lo más óptima posible. Desde ese lugar buscamos siempre nuevos productos, probamos, investigamos y discutimos, y luego recién decidimos si los incorporamos o no. Sabemos que los vinos que ofrecemos son buenos. Confiamos en nuestro producto.

_blank

-Llevan menos de tres meses de recorrido. ¿Qué devoluciones han tenido hasta el momento?

-La devolución es estimulante, nos ayudan mucho. Tenemos una muy buena aceptación. Recién estamos en proceso de instalación pero estamos felices. Vemos el interés de mucha gente en aprender sobre vino, con muchas inquietudes y ganas de descubrir nuevos productos, nuevas cepas. En ese sentido también ofrecemos desde Winebox LP degustaciones a domicilio, para seis personas como mínimo, en la cual llevamos varios productos y probamos de todo. Creemos que es algo interesante y novedoso en la ciudad.