TUCO/novedades

Un viaje al disfrute

La Experiencia Pasaporte de Gran Galpón pasea por todos los sentidos y reafirma que La Plata tiene creativos de la gastronomía de excelencia.


Por: Cecilia Famá
Fotos: Vanesa Lilian

Entrar a una estación, tomar asiento en un lugar confortable, entregarse al viaje en buena compañía. Apreciar durante el paseo aromas de otras tierras, sabores de siempre reinventados, ideas vanguardistas junto a anfitriones que nos hacen atravesar un túnel de disfrute. No saldremos de la experiencia siendo los mismos, sin dudas. Saldremos convencidos –si es que aún teníamos alguna duda- de que en nuestra ciudad hay cada vez más espacio para la creatividad, la osadía, el mimo a la hora de presentar un coctel o un plato.

La “Experiencia Pasaporte” es un viaje que proponen el bartender Gon Cabado –junto a su equipo de GG integrado por Nicolás Erazun, Juan Andrade, Camila Trejo y Matías Abreu- y el chef Lucas Kosak. Los periodistas de TUCO tuvimos el honor de ser los primeros pasajerox de este camarote exclusivo: en la zona del living del coqueto bar, desde mayo se propone una cena de 6 pasos, maridada con tragos.

Son seis estaciones de cócteles que van desde el apertitivo –un Boody Mary con toques de remolacha y sal de aceitunas-, pasando por el clásico Negroni –que en esta ocasión es filtrado en un mix de especias a través de una cafetera Chemex; un ponche servido en la vajilla de porcelana de la abuela; un Gin Fix que llega en tetera para ser degustado en los tradicionales cuencos chinos y un espumante… hasta cerrar con un aperitivo a base del tradicional Fernet e el infaltable café.

Los platos de Kosak acompañan el viaje de la mejor manera, con versiones de clásicos y toques de otras tierras, que este chef supo aprender y aprehender en sus casi 20 años trabajando en cocinas del exterior. Así, el salmón ahumado en pan brioche no será una simple bruscheta. La crema artesanal de mascarpone de remolacha, el caviar de olivas, las cenizas de apio y la reducción de remolachas convertirán a este pequeño bocado en único y en eso que deben ser los primeros platos de cualquier menú por pasos: una tentación para querer probar uno y uno más hasta el final.

Le siguen un Carpaccio de langostinos –maridaje exquisito del Negroni-; un Pollo Satay macerado en cúrcuma y un cochinillo con chips de batata y crema de rabanitos. ¿El dulce? Tiramisú de mango con el espumante y unas trufas de chocolate negro con cacao y frambuesas para el aperitivo, que llega en una petaquita helada, para servir en una copita de cristal traída del vajillero de la abuela para la ocasión.

En este paseo, cada plato y cada cóctel tienen una historia, una original idea detrás, un proceso de elaboración artesanal. Todos detalles que van siendo relatados, estación por estación, por estos anfitriones de lujo, creativos de la barra y de la cocina, que luego de tantos destinos, hoy tenemos el placer de tener viviendo y trabajando en City Bell. Acá nomás. Haciendo de las suyas y compartiendo su pasión por la buena mesa con los comensales que quieran sacar su pasaporte, entrar a la estación, sentarse en sillones confortables… y disfrutar del paseo.

Gran Galpón: Cantilo entre 13b y 13c, City Bell.
Menú por pasos: jueves, viernes y sábados, desde las 21.
Reserva previa: @grangalpon / www.grangalpon.com