TUCO/estofado/El visitante

Gaggiotti

Orquesta, legendaria milonga, bodegón popular, salón de encuentro tanguero que reúne a cuatro generaciones...Todo esto y más es “Lo de Raúl”. Un martes diferente en La Plata



Por: Pato Cermele
Fotos: Pato Cermele

“Vamos a Gaggiotti” es una contraseña cómplice, hace décadas, de una numerosa grey platense. La comparten cientos de jóvenes universitarios –los recién llegados de sus pagos, de seguro por primera vez- y una variopinta tribu de hombres y mujeres de 20 a casi 80 años. Ir “a Gaggiotti” es mucho más que un código del boca a boca en las noches de los martes. Es ir a milonguear, a cortar la semana, a cenar a un bodegón popular sin igual en La Plata, siempre con un 2x4, detrás, amenizando la velada.

Gaggiotti es Raúl. Argentino, de raíces italianas. Multiinstrumentista: órgano, guitarra, bajo, hoy abrazado a la marca hereditaria de su padre: el bandoneón. Fue uno de los fundadores de la orquesta de Los Cuatro Soles. Populares y exitosos, llegaron a grabar para la EMI. Hicieron innumerables giras, llegaron a disco de oro. Gaggiotti es, además, el inventor de esta pyme familiar tanguera que hace más de 30 años abre sus puertas en el salón de 23 entre 43 y 44. Hijos, nietos y demás familiares, son los encargados de mantener el legado y la vigencia del lugar, como se encarga de aclarar el propio Raúl.

La milonga


Son las 23.30, puntual, de un martes cualquiera de estos de invierno platense aún benévolo. El abarrotado salón queda en silencio unos segundos, después de una interminable seguidilla de valses que acompañaron la pasión de decenas de parejas milongueando en el centro del recinto. El silencio coincide con el momento en el que Raúl deja una de las mesas más próximas a la barra y se dispone a subir a su escenario, armado en una especie de altillo que envuelve a la legendaria cocina familiar.

“La Corchea Melódica” del barrio La Loma se dispone, entonces, con Raúl a la cabeza y los instrumentistas familiares invitados para la ocasión, a coronar la noche de tango con una hora de la mejor tradición orquestal de los Gaggiotti…

Las minutas


La cocina es el otro gran llamador de “Lo de Raúl”. Muchos llegan por sus precios, independientemente de su pasión por el tango, la milonga y la leyenda del lugar. Hay decenas de esos curiosos que llegan por primera vez. “Para ver qué es eso que dicen de las noches de Gaggiotti…”, dirán después.

Napolitanas con papas o porciones de carne al horno que no superan los 150 pesos, canelones y pastas varias a 120, empanadas grandes por 25, vinos de ¾ a sólo 100 pesos, medidas de bebidas fuertes por 80…

Una opción tradicional y con valores populares por fuera del mercado, hace de las noches milongueras de “La Corchea” un lugar ineludible de visitar.