TUCO/estofado/columna libro

Doña Petrona, el best seller que rompe récords

Ale Bidart rescata el libro clásico de la cocina argentina con una anécdota familiar. ¿Por qué Doña Petrona sigue siendo un éxito editorial?


Por: Alejandro Bidart*

La máxima leyenda de la cocina argentina, "Doña Petrona", no para de acumular éxitos. La reciente edición número 103, a 85 años de la primera, es la perfecta excusa para meternos dentro de este clásico de la literatura culinaria que vendió más ejemplares que algunas obras inmemoriales como el "Martín Fierro".

Los responsables de esta nueva edición sostienen que la tarea es similar a la de remasterizar a los Beatles, debido a que lo que esta mujer compiló casi un siglo atrás no ha perdido vigencia y que por esa razón... ¿para qué cambiar al equipo que viene ganando?

Se dice que ha vendido más de 3 millones de ejemplares en el mundo, y que la labor de esta santafecina de La Banda llamada Petrona Carrizo de Gandulfo es una verdadera muestra de la mujer empoderada, creadora de una marca y un nombre propio, y defensora de algo tan básico como el "Cocinar En Casa" ( atentos, padres y madres cultores de la vida en fast foods).

Aún a pesar de esa patriarcal costumbre de llevar el apellido de su pareja hombre, el célebre Gandulfo (la letra C. con la que solía aparecer en el periodismo pertenece al de soltera, Carrizo). Dicen que le gustaba el fútbol, conducía su propio auto, fumaba y tomaba uno o dos vasos de wkisky por día. Vaya uno a saber cuanto de esto es cierto o si forma parte de un mito compuesto por secretos tan singulares como sus recetas...pero algo continúa siendo insoslayable: esta señora sigue estando presente en las bibliotecas de cualquier familia común y corriente

Voy a contar una anécdota. Algunos días atrás, en ocasión de una visita a la casa de mis padres, fui al cajón donde reposa la edición que tuvimos siempre y que pertenece al año 1957. Las fotos que acompañan esta columna fueron tomadas por QLH (quien les habla). Y no es casual: sostengo en forma férrea que, pese a las lavadas de cara y aggiornamiento que le han hecho a las sucesivas nuevas ediciones, el encanto de este clásico también radica en el cáracter vintage de su diseño.

Hablo de las fotografías coloreadas de las tortas de cumpleaños; de las fuentes y ollas típicas de una Argentina que ya no nos pertenece; de un tiempo en que Internet no estaba para buscar un tutorial de cómo hacer un buen tuco...

Para el recuerdo quedaron su famoso flan de ..12 huevos !!!; productos que ya no se consiguen como la Lengua Escarlata (?); la simpática anécdota sobre que tiraba su teléfono particular al aire para que la llamaran si se les cortaba la mayonesa; y algo que nadie ya discute: fue la principal impulsora de la cocina a gas (recién llegaba al país en tiempos del peronismo), alejando a las mujeres argentinas de la típica cocina a leña.

Para el final, una polémica que en mi casa materno/paterna nunca se pudo zanjar y que se manifiesta con una pregunta. Para el aniversario de casados.. ¿hacemos la Torta Negra o el Gateau de nueces y cerezas?

*Ale Bidart trabaja como periodista cultural. Es conductor de "Piso 97" , que se emite por FM Provincia de lunes a viernes de 9 a 13 hs.