TUCO/cocina/La amasa madre instagramer

Claudia, la "amasa madre" que es furor en Instagram

Por: Redacción TUCO

De niña, en el jardín de infantes "Sagrada Familia" de Magdalena, Claudia empezó a amasar como si fuera un juego. Pero no era uno más: sentía una alegría especial por estirar la masa. Por esas cosas del destino, treinta años después, Claudia pondría una panadería con el hijo de su ex maestra de entonces, la que en la salita le dio los moldes para que armara las formas de los panes.

Claudia Romero tiene 56 años y vive en La Plata, donde trabaja como asesora de panadería de la cadena gastronómica "Vía Cosenza". No es su único oficio: también es diseñadora de interiores. Nació en Magdalena, luego vivió en Buenos Aires, Tandil y San Martín de los Andes, hasta que tiempo después volvió al pueblo natal. "Conocí al marido de mis hijas, que es de allá, puse una panadería, hice otra pareja después. Aunque ahora vivo en La Plata, siempre vuelvo, estoy vinculada a Magdalena de una forma especial, tengo grandes amigas y como diseñadora de interiores me convocan seguido para trabajar en locales".

Tienes dos hijas: Milagros, de 32, y Clara, de 28, con las que, dice, tiene "una relación fantástica". Pero Claudia Romero, para el común de la gente que la sigue en la red social Instagram es, sencillamente, @amasamadre. Allí tiene miles de seguidores, que comparten sus historias y les comentan sus recetas y consejos. También le pasó algo similar en Facebook.

"Desde que empecé a contar historias y a compartir mis recetas, me sorprendió llegar a gente de todos lados. Una chica de Paraguay me dijo que empezó a estudiar panadería desde que me contactó por Instagram. Se recibió y su marido la ayudó a construir un local. Eso me emocionó mucho, veo cercana su historia a la mía porque es una chica casada con dos hijos chiquitos en una condición humilde, como me pasó a mí en su momento. Lo que se puede generar a través de estas redes es lindo, es como despertar la pasión del oficio", cuenta a TUCO.

En la adolescencia descubrió el libro de Doña Petrona y a la hora de la siesta, con su hermana, hacían cosas ricas con las recetas de pastelería. "A mi mamá no le gustaba mucho la cocina, pero a mí me divertía. Después me casé, y siempre cociné para mis hijos y mis amigos. Amaba cocinar"

Después estudió Diseño de Interiores y a los 30 años su vida dio un giro. "Enviudé y mis dos hijas eran pequeñas. No tenía un peso. Entonces tuve que salir a remarla y me puse a amasar facturas, panes. Siempre amé entrar a las panaderías, pero en esos momentos de malaria no podía comprarme nada, lo sufría", dice ahora, entre risas.

Con el tiempo volvió a ponerse en pareja y se enteró que en Magdalena se vendía una panadería con horno a leña. "Fuimos atrevidos y la compramos, en el pueblo todo el mundo creía que nos íbamos a fundir". La bautizaron "La Panadería" y Claudia era la mujer orquesta: manejaba empleados, hacía la decoración y la estética, contactaba proveedores. Y descubrió el oficio de panadera profesional.

"Me enamoré del oficio y empecé a tomar cursos en La Plata, con empresas de harina y manteca. Luego vendí la panadería, era un trabajo hermoso pero muy esclavo". Años más tardé creó emprendimientos como desayunos a domicilio y trabajó con diversas panaderías y pastelerías. Paralelamente, asesoró a empresas para la ambientación de eventos, algo que dejó recién el año pasado.

"Hace seis años una amiga chef, Soledad, me convocó para montar el área de producción de panadería y pastelería para la empresa Via Cosenza. Así que aquí sigo, viajando a la zona sur de la provincia y capacitando personal. Me encanta ese trabajo, manejo la producción, ayudo a elegir la carta. La empresa creció mucho, hoy produce sus panes, sus galletas. Me di cuenta que ya no estaba para amasar tanto sino más para asesorar y capacitar".

Sin embargo, su amor por la panadería sigue intacto en las redes sociales, donde hace dos años empezó a subir recetas como una persona cualquiera, y hoy es una de las instagramer más populares de la ciudad. "No me la creo, eh. Me divierte, me causa un cosquilleo fuerte tener tanta repercusión. Lo hago como si fuera un juego".

  • Amasa-madre
  • amasa.madre