TUCO/alacena/La cerveza platense

“La cerveza es un disfrute de los platenses”

Así definió uno de los productores de ACAP a los dos días de Degustación de Cervezas Artesanales, una fiesta celebrada en el Galpón de las Artes. Pese a las inclemencias del tiempo, el público colmó la parada y probó más de 100 estilos y variedades de la ancestral bebida.


Por: Redacción TUCO.

Que llueve, que no llueve. Así, bajo esa tensión constante fruto del temporal que azotó la ciudad el último fin de semana, estuvieron los organizadores de la octava edición de un clásico de la ciudad: la Degustación de Cervezas Artesanales. “Pero por suerte tanto el viernes como el sábado, que fueron los días del evento, la lluvia aguantó y el público llenó el galpón. Nos vimos superados por la convocatoria, ha sido una experiencia intensa. La cerveza es uno de los verdaderos disfrutes de los platenses”, dijo Mariano, uno de los productores cerveceros que con su marca, “Cabra 52”, estuvo presente en el Galpón de las Artes, donde sucedió la degustación.

_blank

Coordinada por la Asociación de Cerveceros Artesanales Platenses (A.C.A.P.) - con la presencia, además, de Cerveceros de Berisso y Cerveceros de Plaza Islas Malvinas- esta fiesta reunió a 25 productores, que ofrecieron más de 100 estilos para el paladar de los visitantes. Creada en 2010, los organizadores resaltaron la importancia de haber regresado a uno de los puntos fundacionales: el barrio Meridiano V.

“Acá nació la idea de esta degustación, y fue un orgullo volver a las raíces. Lo importante es que con los años se han sumado nuevos productores bajo la misma esencia, que es la de hacernos conocer en el cara a cara con el público. Si La Plata sigue siendo un polo cervecero del país es porque hay todo un mundo detrás en la elaboración del producto que, a veces, la gente desconoce. Y acá, además de probar distintos estilos, se genera ese encuentro donde hay un conocimiento específico sobre cómo es el proceso hasta que llega al consumidor”, explicó Matías, de la cervecería “Edelbrauer”.

_blank

La degustación consistió en una entrada a precio popular, donde el visitante accedía a una copa y paseaba por los distintos stands de cervezas a llenarla según su elección. Desde la tardecita hasta la medianoche, y en medidas generosas, dentro del Galpón se podía beber tranquilamente mientras en el escenario principal desfilaban distintas bandas musicales de la mano de "La Sánchez Viamonte", "Parra Ultravioleta", “Mbaipu” y “Algo Tiene Sexteto”, amenizado también por el “Colectivo R.P.M.” y su música en vinilo.

_blank

Afuera, en el patio, un par de food trucks -entre los que se encontraban “Westy” y “Comez Rico”- despachaban comida para unos estómagos ansiosos de compensar la entrada de líquido. De la mano de un juez de cata certificado, además, se fueron organizando por intervalos una especie de guías de degustación para disfrutar la variedad de cervezas.

“La respuesta del público fue favorable, estamos más que contentos. Se creó un clima lúdico, de fiesta en un club de barrio. Mucha gente sabe que año a año hay una cerveza que se destaca sobre el resto, y además prueba alguna que ya conoce y se da cuenta que el producto mejoró. Eso es interesante porque este tipo de eventos no sólo es un testeo de la calidad de la cerveza que fabricamos sino también una forma pública de hacernos conocer. Ahora se nos viene el Oktober Fest a mediados de octubre”, concluyó Matías.